ESTAMPAS DEL DOCE

Alegoría de la agricultura

Fotografía: DOLORES ESTRADA CASTIÑEIRA

DETALLE DEL MONUMENTO A LAS CORTES DE CADIZ 1812. Dos potentes bueyes tiran de un carro triunfal presidido por una figura femenina, coronada de espigas, portando el cuerno de la abundancia lleno de frutos. Se trata de una representación de la diosa Ceres, que enseñó a los hombres a sembrar y cultivar la tierra. A su lado, sentada sobre uno de los bueyes una mujer amamanta a su hijo, como símbolo de la fecundidad de la tierra. Al otro lado, en primer plano, presidiendo el grupo, avanza un campesino llevando sobre su hombro aperos de labranza. Tras él, con buen porte camina una mujer que descansa su antebrazo sobre el lomo de un buey.